Consejos para superar los filtros antispam

El principal reto de las campañas de email marketing es lograr que los mensajes enviados lleguen a la bandeja de entrada del suscriptor y no pasen directo al correo no deseado. Hoy en Posicionamiento Web Rápido te daremos algunos consejos para que tu newsletter supere los filtros antispam, que son los responsables de calificar tus correos y, por lo tanto, de darles la posibilidad de ser leídos.

¿Qué debo saber de los filtros antispam?

El envío de newsletter o email marketing es una de las tácticas más populares del marketing de contenidos; sin embargo, el mal uso de esta estrategia y los errores que se comenten en la elaboración de los mensajes puede evitar que el correo si quiera llegue a la bandeja de entrada.

Los filtros de spam son los que se encargan de chequear cada mensaje entrante y decidir, según criterios establecidos, si se trata o no de correo basura. Para hacerlo evalúan las características de los correos (remitente, asunto y contenido) y le dan una puntuación para determinar si llegan al buzón o no.

Son numerosos los criterios que utilizan los filtros para clasificar los correos. Entre ellos podemos mencionar las listas negras y blancas. Las primeras incluyen remitentes previamente calificados como spammers, mientras que las segundas agrupan a los servidores de confianza.

El tamaño de la lista de envío es otra de las características que toman en cuenta, así como la cantidad de mensajes que se dirigen a un mismo destinatario. Los filtros bayesianos se fijan en los correos que ya han sido marcados como spam por el usuario y detectan correos similares para enviarlos a los mensajes no deseados.

Otras características en las que se fijan están relacionadas directamente con el contenido. Aquellos que tienen únicamente mensajes publicitarios, en los que predominan las imágenes, que tengan una redacción descuidada o incluyan palabras como gratis, descuento, compre ahora, sexo, dinero… entre muchas otras, serán calificados de inmediato como correo basura.

Los filtros antispam pueden ser los responsables de que una campaña de email marketing no tenga los resultados esperados. Pero hay maneras de evitar los errores que siguen enviando nuestros correos a los mensajes no deseados de los suscriptores. Vamos a ver algunas de esas recomendaciones que te ayudarán a llegar al inbox de tus destinatarios.

¿Cómo vencer los filtros?

Los siguientes consejos para que tu newsletter supere los filtros antispam te ayudarán a bajar la puntuación que te dan y así no califiquen tu email marketing como correo basura. Entre los elementos que verifican los filtros está el remitente. En este caso lo mejor es contar con un dominio propio. Esto permitirá que el receptor pueda identificar quién envía el mensaje. Además, el dominio debe ser autentificado a través de un registro SPF.

Evita el envío de mensajes con lenguaje HTML, muchos de los usuarios bloquean los mensajes que contengan estos códigos. En caso de que lo vayas a hacer, asegúrate de que la plantilla esté libre de errores. Otra recomendación es enviarlo tanto en HTML como en texto plano, no temas que se repita el mensaje, pues hay herramientas disponibles con las que puedes evitar que esto suceda.

El email debe estar personalizado y ser informativo. Un error que comenten quienes aplican este tipo de campaña es enviar únicamente contenido publicitario, los filtros los detectan y lo marcan como spam. La clave está en ofrecer valor agregado al receptor del correo.

En este sentido, evita también enviar únicamente imágenes o imágenes acompañadas de poco texto. El destinatario puede tenerlas bloqueadas y el filtro hará su trabajo. Mientras más sencillo sea el formato en el que envíes el mensaje, mejor será. Los archivos adjuntos agregan peso innecesario y lo ideal es que este no supere los 70 kb. Si se encuentra por debajo de eso la puntuación será menor.

Preferiblemente omite los enlaces, si vas a incluir alguno, que no sean más de tres y que sean de buena reputación. Recuerda ofrecerle al receptor cómo cancelar su suscripción en caso de que no quiera recibir más tus boletines.

El siguiente criterio en el que nos fijaremos es el mensaje en sí. El contenido debe estar optimizado, cualquier incoherencia en el uso del lenguaje sonará las alarmas de los filtros. Evita el uso de colores en el texto, los tamaños de letras muy grandes y correos demasiado cortos.

Si bien tienes que crear un mensaje atractivo para captar la atención del lector e incrementar la tasa de apertura, hay palabras y frases que no debes colocar en el correo pues están incluidas en la lista negra de los filtros antispam. Algunos ejemplos son gratis, clic aquí, sexo, dinero, descuento y oferta, pero son muchas más.

No abuses de las mayúsculas ni signos de puntuación, úsalos de manera correcta y no para destacar palabras o frases. Tampoco dejes espacios innecesarios entre las letras. Recuerda colocar el asunto. Los correos que llegan sin título irán también a la papelera.

La frecuencia de envío es otro indicativo de que se puede tratar de correo basura. Espera al menos 15 días entre un mensaje y otro, mejor si mandas solamente uno al mes. Al enviar email marketing escoge una plataforma segura, que no esté catalogada como spammer.

Finalmente, te recomendamos dedicar parte del tiempo a realizar un test antispam antes de enviar el mensaje. Hay herramientas que evaluarán el contenido de la campaña y te señalarán los errores que pueden hacer que tu mensaje no alcance al inbox del destinatario.

De nada vale dedicarte a elaborar un boletín que sea muy atractivo si este no va a pasar los filtros antispam. Sigue estas recomendaciones y aumenta las posibilidades de llegar a la bandeja de entrada.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.