errores-comunes-web

Son muchos los errores comunes que se cometen en los sitios web. Desde deslices en la optimización on-page, en el diseño web hasta contenido informativo. En www.posicionamientoweb.science/ te enseñaremos cuáles son esas equivocaciones que cometen los administradores de webs, con las cuales entorpecen su credibilidad y la experiencia de usuario. ¿Te interesa el tema? Continúa leyendo para que aprendas a librarte de estos errores.

¿Por qué es importante una web?

Tu sitio web es el principal activo de tu presencia digital, alrededor del cual se articulan todas las demás acciones de marketing online. Es, además, tu carta de presentación digital más importante porque a él van a parar los resultados de tus estrategias.  ¿De qué sirve tener un plan de emailing si tu tráfico irá a parar a un sitio desagradable?

Hoy en día la importancia de una web ha ganado vigor para poder ser visible en medio de tanta competencia. Te permite competir con los grandes de tu sector, te ahorras muchos gastos operativos que se generan si tenemos una tienda física, puedes conocer mejor a tus clientes potenciales y brindarle contenido personalizado, además te ayuda a posicionar tu marca en el buscador más popular, Google.

Errores comunes que se cometen en los sitios web

No ofrecer contenido de valor

Muchas veces lo que queremos publicar no está en sintonía con lo que el cliente quiere saber. Enfócate en diseñar un plan de marketing de contenidos que genere interacción y eduque a la clientela, a la vez que la entretiene.

Esto se hace con tu público meta, con el que cumple con las características de tu buyer persona o cliente ideal. Y para que sea efectivo debes conocer a tu público. Porque lo que para unos es importante, para otro es contenido basura.

Para crear contenido valioso tienes que estar claro en qué eres bueno. Escribe solo de aquello en lo eres especialista, de esta manera te posicionaras como una referencia en tu sector. Piensa como tus clientes, ponte del lado de ellos y analiza aquello que te gustaría encontrarte en esa web.

Demasiadas llamadas a comprar

En la actualidad lo más importante para las empresas son sus compradores. El marketing 2.0 ha evolucionado y les ha dado prioridad a otras cosas: a lo que el cliente quiere, piensa y desea. Por lo que atiborrar tu interfaz de botones que dicen “comprar”, “compra ya”, “lo quiero ya” en lugar de incentivar a esta transacción, más bien espanta al cliente provocándole desconfianza en tu marca.

No motivar a dar otro paso

El proceso o embudo de venta está compuesto por varios pasos. No tiene gracia que atraigas visitas a tu web y no tengas idea de quiénes son los que entraron a tu portal, de dónde vienen, quiénes son, qué buscan. Si desconoces estos datos no hay manera de que los incentives a avanzar en el proceso de ventas.

El formulario de contacto o una llamada a la acción a suscribirse es una técnica para obtener información de tus clientes. Así podrás ir adaptando tu contenido a lo que ellos buscan y a la etapa de venta en la que deberían estar. Crea e-books, posts, tutoriales, conferencias virtuales, entre otros formatos de publicación.

No optimizar contenido

Un error frecuente en la publicación de contenido es no optimizarlo. Ciertamente tus escritos y producciones audiovisuales deben salir de tu inspiración y de lo que sabes con dominio. Pero, ese material lo debes adaptar a parámetros técnicos que te ayudarán a ganar visibilidad, conseguir más ventas, tener una mejor posición en los resultados de búsqueda, aumentar el número de visitantes y suscriptores.

Recargar de información

La simplicidad y el minimalismo son la tendencia en diseño web. Por lo tanto, llenar tu web de información variada y desordenada no es buena idea. Enfócate en crear un portal digital donde puedas transmitir tus conocimientos, productos y servicios de forma ordenada, que sea fácil de ubicar.

Facilita la navegación, que el usuario tenga una buena experiencia mientras permanezca allí y que lo que vea le motive a regresar o marcarte como web favorita.

Diseño no responsive

En el siglo XXI la mayoría de los internautas están conectados desde terminales móviles (tablets y smartphones), lo que significa que al momento de crear una web esta debe adaptarse a las dimensiones de los diferentes dispositivos. De esta manera resultará más agradable y fácil de explorar.

Estas claves para la optimización móvil de tu web te servirán para que atraigas a los consumidores y los retengas desde la comodidad de sus dispositivos portátiles.

No publicar con frecuencia

Resulta decepcionante hacer clic en un enlace que te atrajo por su título atractivo, y cuando lo abres es de hace uno o dos años. Los hay, y, peor todavía, muchas veces son la última publicación.

Encontrarse con un enlace que ya no tiene vigencia o que no funciona es realmente desprestigiante para la empresa.

Web desintegrada de otras plataformas

Como decíamos al principio del post, la web es su carta de presentación, es la que está activa día y noche informando, vendiendo, captando, reteniendo... No vincularla a otras estrategias de marketing como las redes sociales, el emaling sería un error grave.

Reproducción automática de audio o video y pop-ups intrusivos

Un home podrá aparentar ser muy actual, pero si se reproduce un audio o video automáticamente, da la sensación de “pasado de moda”. Además, este material audiovisual ralentiza el tiempo de carga del portal.

Los pop-ups son los mensajes que aparece repentinamente cubriendo gran parte de la pantalla, interrumpiendo tu exploración en la web. Esto lo hacen para dar una información adicional, como notificar que se está de vacaciones, de inventario, que ciertos pedidos se despacharán luego de tal fecha, etc. No son del todo malo, solo hay que saber cuándo usarlos y en qué momento mostrarlos.

La web evoluciona

Tal y como si se tratase de un ser vivo, los portales digitales cambian, evolucionan y se muestran según la tendencia del momento. Mirar la web como algo estático es una actitud sin fundamento, ya que esta debe ir adaptándose a los objetivos de tu empresa y demás cambios necesarios.

Mala ortografía

No todos dominan el idioma al 100%. Sin embargo, cuando te encuentras con una palabra mal escrita se va al piso el entusiasmo que le tenías a una web. El contenido será muy bueno, pero si tiene errores ortográficos será suficiente para que ya no tengas ganas de volver.

Son pequeños detalles que no pasan desapercibidos por aquellos que están en la búsqueda de alguien a quien confiarle su trabajo. ¿O estarías dispuesto a confiar en alguien que no presta atención a estos pequeños deslices?

Chat en línea fuera de servicio

Los chats online fueron creados para brindar atención personalizada en tiempo real. Así que no tiene gracia que tengas uno, de paso invasivo, en el que te escriban y no respondas o donde siempre estés fuera de línea.

Tiempos de carga lentos

Si el usuario ha llegado hasta su web es porque ha visto algo interesante, pero si al hacer clic la información que busca tarda en aparecer, la persona se aburre y abandona la visita.

Para que no pierdas tráfico web usa Google Speed Test, una herramienta que te ayudará a conocer el tiempo de carga de tu portal online.

No tener widget de búsqueda

La caja de búsqueda no solo es propia de los navegadores y tiendas virtuales. También resultan necesarias para ubicar rápidamente alguna información que el usuario no ve a simple vista. Son el atajo perfecto para que el cliente llegue con más facilidad a lo que está buscando.

Ponte en contacto con nosotros para que no caigas en estos errores comunes que se cometen en los sitios web. Podemos ayudarte a crear una interfaz que genere confianza, atraiga potenciales clientes y ofrezca contenido importante.

Fuente infografía

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.